Odontopediatria

centenario-del-titulo1Los hábitos de higiene bucal y alimentación que consigamos transmitir a los niños en las edades más tempranas, son la garantía de su salud y estética dental.

En la prevención de las caries, por ejemplo, es muy importante que los niños entiendan que no es recomendable ingerir alimentos con alto contenido en azúcares. Sabemos que es difícil que los niños no coman “chuches”, pero al menos debemos hacer que su consumo sea controlado.

 

Desde que el niño tiene dientes de leche, debe empezar a cepillarse.

 

dsc01171

Los dientes de leche son muy importantes. La mayoría de los padres viven con el convencimiento de que estos dientes son temporales y que no importa su cuidado. Esto es un grave error, los dientes de leche son los que marcan el camino a los definitivos, son la referencia.

 

La pérdida de los dientes de leche antes de tiempo puede producir un desplazamiento en el resto y que por tanto, origina que los definitivos salgan mal alineados por malos hábitos como la interposición del labio, chuparse el dedo, o el uso continuo del chupete.

 

El momento del cepillado del niño y de los padres debe convertirse en un juego tras cada comida. Así el niño se motiva y aprende cómo cepillarse los dientes correctamente.