Implantes

7490471_s

Los implantes consisten en la colocación de una raíz de titanio en el interior del hueso maxilar o de la mandíbula por medio de una pequeña intervención quirúrgica.

Normalmente se aprovecha el momento de la extracción de los dientes dañados o a sustituir, para colocar los implantes. De esta manera se somete al paciente a una sola intervención.

 

Son dos las ventajas fundamentales de la sustitución total de las piezas mediante implantes dentales. Por un lado, la comodidad para el paciente de no tener que usar una prótesis removible. Por otro lado, la estética dental consecuencia de esta intervención es perfecta.

 

En los casos en los que solamente se sustituye una pieza, la ventaja fundamental es que se salvaguarda la salud dental de las piezas colindantes alargando la salud de nuestros dientes.