Empieza un año nuevo y con él llegan los nuevos propósitos y retos. Muchos de nuestros pacientes deciden empezar el año con sus dientes blancos y relucientes. Es por eso, que uno de los tratamientos estrella en esta temporada sea el blanqueamiento dental.

Ya explicamos en otro post los diferentes tipos de blanqueamientos existentes y las diferencias entre unos y otros. De cualquier manera, aquí tenéis un pequeño resumen:

  • Blanqueamiento en consulta: se realiza en una sola sesión en la consulta del dentista con ayuda de geles que se activan mediante una luz especial, se puede llegar a aclarar unos tres tonos y el tiempo empleado son unas dos hora o un poco menos.
  • Blanqueamiento con férulas: este tipo de blanqueamiento se realiza en casa pero bajo la supervisión de un dentista que revisará la evolución cada cierto tiempo. Estas férulas se rellenan con un gel blanqueador que se dejará actuar durante 90 minutos al día, todos los días durante mes y medio o dos meses.
  • Blanqueamiento combinado: es la combinación de los dos tipos de blanqueamiento. Es el tipo de blanqueamiento más recomendable porque se alcanzan resultados excelentes y sobre todo más duraderos.

Pero… ¿qué cuidados debemos tener en cuenta para que el blanqueamiento sea lo más efectivo posible?

Es muy importante que hagamos una buena revisión dental antes de empezar un blanqueamiento, además una limpieza de boca también es necesaria. Una vez hecho esto y con el OK de nuestro dentista, estaremos listos para empezar nuestro blanqueamiento.

Los principales cuidados que debemos tener a la hora de realizar nuestro blanqueamiento son:

  • Evitar al máximo fumar mientras que estemos realizando el blanqueamiento.
  • Evitar bebidas y comidas que puedan teñir nuestros dientes, es decir; café, vino, tomate, bebidas de cola, té….
  • Evitar tomar alimentos extremadamente fríos o calientes. En muchos casos al realizar blanqueamientos, se pueden producir sensibilidades que se pasarán en cuanto se deja de realizar el blanqueamiento.
  • Tener una higiene exquisita.

Es importante saber que un blanqueamiento no es para toda la vida, es probable que tengas que hacer alguna sesión adicional pasados unos 10 años, pero que si queremos que sea lo más duradero posible, el cuidado de una buena higiene dental cobra un papel fundamental.

Si eres de los que les gustaría empezar el año con dientes blancos, no lo dudes más y solicita una cita en nuestra consulta de la calle Basílica de Madrid, en la clínica de los Dres. Subirana, somos especialistas en estética dental. ¡¡La primera consulta es gratuita!!

Entradas recomendadas