Me gustaría hacerme un piercing en la boca, ¿cómo puede afectar a mi salud dental?

Antes de colocarte un piercing en la boca deberías entender que la boca es un medio donde se reproducen gran cantidad de bacterias, es por eso que el colocar un piercing en la boca puede ser causa de grandes infecciones. Además puede provocar la inflamación de la lengua con el peligro que esto supone ya que podría bloquear las vías respiratorias.

Además al mover el piercing con la lengua y empujarlo contra los dientes pueden deformar los dientes, astillarlos o generar úlceras en las encías o en la mucosa.

Otra de las cosas que deberá tener en cuenta es que muchas personas padecen hipersensibilidad a los metales, con las consiguientes reacciones alérgicas que se pueden producir en la zona perforada.

Por todos estos factores, nuestra recomendación como profesionales de la salud bucodental es que no se realicen este tipo de piercing. Sin embargo, si estas recomendaciones no le llegaron a tiempo y es de las personas que ya llevan uno, no les vendría mal tener en cuenta algún consejo:

  • Mantenga una higiene exquisita de la boca, incidiendo especialmente en la zona del piercing y revisando exhaustivamente que no se quede ningún resto alrededor del mismo.
  • Limpie el piercing con una gasa empapada de clorhexidina cada día.
  • Intente evitar chasquear el piercing contra los dientes.
  • Compruebe periódicamente que el piercing esté bien cerrado para evitar atragantamientos.
  • Aunque nuestro mejor consejo es que piense en quitarse el piercing para poder evitar futuras complicaciones.

 

Por favor, exprésanos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.